A Asoc. Memoria Historica Democrática, coa colaboración da AVV de Pazos, convidan á proxección da documental

“O Segredo da Frouxeira”
(EDAF Produccións, dirección: Xosé Abad)

Ao remate do mesmo terá lugar un Coloquio sobre a documental,  dirixido polo Historiador  e membro da nosa Asociación, Enrique Barrera

Sábado 14 de maio, ás 19,30 hs, na Asoc. Veciñal de Pazos
(Carretera de Pazos s/n, Ferrol)

O Segredo da Frouxeira

Coa colaboración da AVV de Pazos, dentro dos actos de celebración do Día das Letras Galegas.

Próximos actos:

20 de maio: Narón, 19 h. Café Teatro do Pazo da Cultura: Documental “O Piloto”

A odisea do vapor Bou Ramón

Organizada polo Concello de Ares e a Asociacion Memoria Democrática, tivo lugar a homenaxe aos republicanos fuxidos o 21 de xullo de 1939 a Francia no Vapor “Bou Ramón”.

Ás 11:00 hs. tivemos a presentación do acto, que correu a conta de Julio Iglesias, (Alcalde de Ares), este deu paso ás conferencias impartidas por Eliseo Fernández e Enrique Barrera, (Historiadores da Memoria) que contaron a fuga, travesía, e destino dos fuxidos cando chegaron a terras galas.

Ás 17:00 hs. fíxose unha charla aberta aos asistentes, entre os que se encontraban varios familiares dos fuxidos. Posteriormente, o actor Roberto Leal (fillo dun dos fuxidos) e o músico Víctor Aneiros, deleitáronnos cunha actuación artística.

Como remate desta xornada, as 20:30 hs. inaugurouse un monumento de homenaxe á odisea do Bou Ramón, obra do escultor Miguel Couto.

75 Aniversario da fuxida no vapor Bou Ramón

75 Aniversario do Bou Ramón

EXPOSICION E CONFERENCIA GALEGOS EN MAUTHAUSEN, NO CONCELLO DE AS PONTES

O vindeiro luns, 18 de Febreiro, ás 20 hs, na Sala de Exposicións da Casa Dopeso (As Pontes), inauguramos a Exposición “GALEGOS EN MAUTHAUSEN”, coa tamén proxección do documental de Xose Abad co mesmo nome (duración: 15 minutos).
A DURACIÓN DA EXPOSICIÓN É DO 18 DE FEBREIRO ATA O 11 DE MARZO

LUNS 18 DE FEBREIRO
20:00 horas, Lugar: Sala de Exposicións da Casa Dopeso

  • Inauguración da exposición fotográfica: “GALEGOS EN MAUTHAUSEN”
  • Proxección do documental de Xose Abad co mesmo nome (duración 15 minutos).

XOVES 28 DE FEBREIRO
20:00 horas, lugar: Salón de Actos da Casa Dopeso

  • Conferencia-debate sobre este Campo de Concentración e de exterminio Nazi, este impartido polo historiador e membro da nosa Asociación, Enrique Barrera, e o Pte. da mesma, Manuel Agustín Fernández Pita.

mauthausen

Organiza:
Abrente e a Asociación Memoria Histórica Democrática

Colabora:
Concello de As Pontes

Exposición Fotográfica e Conferencia AUSCHWITZ – BIRKENAU

Imagen

Conferencia; Os presos de Ferrolterra en Mauthausen

Mañá, xoves 3 de maio, ás 20:00 horas, no Café Teatro do Auditorio de Narón, terá lugar unha conferencia do Historiador e membro da nosa Asociación, Enrique Barrera, esta charla-coloquio tratará o tema dos represaliados de ferrolterra no campo de concentración nazi de Mathausen.

Para realizar esta investigación, que xa dura case dous anos, Enrique Barrera botou man dos arquivos de Mauthausen, nos que os nazis apuntaban o lugar e data de nacemento de cada recluso, e lles asignaban un número de identificación. Tamén escudriñou rexistros municipais e realizado un amplo labor de campo, con entrevistas aos descendentes vivos. Algúns descoñecían que os seus parentes había estado en campos de exterminio, outros seguen vivindo en Francia.

Hoxe publican un artigo no xornal La Voz de Galicia, non puden por ligazón pois non sae publicada na edición web.

Muere el último gallego de Mauthausen

De Ferrol a Mauthausen

De Ferrol a Mauthausen

Enrique Barrera

Registrado con el número 3.640 y con el triángulo azul de los apátridas cosido en su uniforme, Víctor Manuel Ares entró en Mauthausen en 1940, después de haber pasado por otro campo de exterminio, y salió de allí con graves secuelas por la desnutrición cinco años después, el 5 de mayo de 1945, cuando los aliados penetraron en territorio nazi y se toparon con la industrialización de la muerte que había perpetrado el régimen de Adolf Hitler. Como Víctor Manuel, otras 18 personas de las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal padecieron en su piel el horror de los campos en los que los presos, considerados infrahumanos, eran exterminados a través del trabajo esclavo. Ahora las asociaciones Memoria Histórica Democrática y Fuco Buxán se han propuesto rescatar sus figuras, a través de la investigación del historiador Enrique Barrera. Pretenden levantar un monumento con sus nombres inscritos y publicar un libro en el que se recopilen sus historias.

No todos tuvieron la fortuna de sobrevivir -fallecieron cerca de la mitad de los 19-, pero el caso de Víctor Manuel, natural de Ares, es paradigmático. Era un suboficial de la Marina que combatió en el bando republicano. Tras la victoria franquista, se exilió en Francia y como otros muchos españoles fue internado en un campo de refugiados. Cuando comenzó la II Guerra Mundial, lo reclutaron para una Compañía de Trabajadores Extranjeros, que hacía labores de apoyo al ejército francés. Sin embargo, una vez que las tropas nazis rompieron la Línea Maginot y el Gobierno galo se rindió, las autoridades alemanas y españolas acordaron enviar a unos 9.000 republicanos a campos de exterminio, de los que fallecieron el 63%. Víctor Manuel fue de los que sobrevivió, a base de comer mondas y patatas crudas y gracias a una “medio novia” que era hija de un proveedor y que le daba comida a escondidas, según relató a un sobrino que le fue a visitar en 1962.

A pesar de esa alimentación extra, tras ser liberado tuvo que estar varios años recuperándose de la desnutrición. A diferencia de los campos de exterminio (lager), en los de presos (stalags) no existía un programa de asesinato masivo, sino que se aprovechaba la fuerza de trabajo de los reclusos y se les subalimentada, hasta que el deterioro les impedía realizar las labores asignadas. Entonces los mataban y los incineraban en hornos crematorios. En uno de ellos trabajó Víctor Manuel. Otros presos, enfermos físicos y mentales, entre ellos alguno de los ferrolanos, eran enviados al cercano Castillo de Hartheim, donde, tras ser sometidos a experimentos científicos, eran gaseados.

Al salir de Mauthausen, Víctor Manuel volvió a Francia y allí rehizo su vida. Tras la guerra, en las iglesias francesas se solían poner los nombres de los españoles liberados, por si alguien quería reclamarlos. En Perols, cerca de Montpellier, había una comunidad de exiliados de su mismo municipio, Ares. Cuando vieron su nombre contactaron con él, y allí se trasladó. Trabajó como maestro de obras y promotor inmobiliario y acabó casándose con una española, también exiliada.

Los otros 18 represaliados de esta comarca presentan peripecias bastante análogas, aunque cada una con sus particularidades. Uno de ellos, Juan José Casal, fue salvado in extremis por un amigo judío, que ejercía como kapo -preso de confianza de las SS utilizado para controlar al resto-e intercedió para evitar su asesinato. Volvió a España a finales de los sesenta, pero nunca quiso hablar de su pasado en los campos. Otro, Marcelino Pardal, se valió de sus habilidades futbolísticas para salvar la vida. Había jugado en el Racing de Ferrol, y cuando los nazis descubrieron su talento lo alistaron en el equipo del stalag. Las SS organizaban partidos entre los distintos campos, por motivos propagandísticos o de simple entretenimiento.

Para realizar esta investigación, que ya dura más de un año, Barrera ha echado mano de los archivos de Mauthausen, en los que los nazis apuntaban el lugar y fecha de nacimiento de cada recluso, y les asignaban un número de identificación. También ha escudriñado registros municipales y realizado una amplia labor de campo, con entrevistas a los descendientes vivos. Algunos desconocían que sus parientes había estado en campos de exterminio, otros siguen viviendo en Francia.

Barrera destaca que es la tercera generación, la de los nietos, ,la que se interesa por lo ocurrido con sus familiares, frente a la actitud de la generación anterior, que optó por el olvido. “Forma parte de la naturaleza humana que se quiera restaurar la dignidad”, enfatiza el historiador, que se revela contra la justificación sin fundamento -con el tópico de “algo haría”-de asesinatos y condenas “sin razón ni juicio”. Frente a eso, opone las 19 historias de sufrimiento y muerte por formar parte del bando perdedor.

La noticia en El País