“Habrá gente que por miedo no irá al homenaje”

Dolores Bouzamayor Freire, hija del primer “paseado” en la villa cedeiresa.En su entrevista para el Diario de FerrolLa memoria, aunque sea la histórica, requiere de un punto de partida. El acto que la Asociación Memoria Histórica Democrática de Ferrol organiza para el próximo sábado puede ser esa catarsis colectiva que el pueblo de Cedeira, desde el respeto y la convivencia, necesita para caminar hacia un futuro que todavía está por escribir. La primera página, no obstante, ya tiene fecha. Será el 30 de octubre de 2010. Ese día y en el mismo lugar en el que antes estuvo el campo de concentración se utilizará la palabra, no la violencia para hablar de reconciliación, de paz, de principios democráticos y de amistad. Y una muestra de ello será la presencia en el homenaje de familiares de los presos asturianos que estuvieron retenidos en una fábrica de salazón reconvertida en presidio. Vicente Álvarez Areces, presidente del Principado, encabezará la delegación.

entrevista de P.C.c.

Más de 70 años han transcurrido desde el final de la guerra civil. Sin embargo, para algunas personas, como para Dolores Bouzamayor Freire –hija del primer “paseado” en la villa de Cedeira– la historia está tan presente que todavía hoy se emociona al hablar de ciertas cosas.

Este sentimiento, sin duda, estará a flor de piel el próximo sábado con motivo del acto que, organizado por la Asociación Memoria Histórica Democrática de Ferrol, servirá para recordar a Andrés Bouzamayor García, “O Pilaro”, –padre de Dolores– y a muchos más. La cita, no obstante, se celebra porque en Cedeira estaba uno de los cinco campos de concentración que hubo en la provincia durante o después de la contienda nacional.
Dolores Bouzamayor tiene una idea muy vaga de su padre. Solo tenía tres años cuando éste murió. Por el contrario, lo que Dolores tiene más presentes son las consecuencias de un hecho que se produjo el día 13 de agosto del año 1936 pero cuyas secuelas todavía hoy son tangibles, al menos en los ojos de esta mujer cedeiresa, al hablar de sus padres.
“Me temblaban las piernas cada vez que pasaba por el cuartel de la Guardia Civil”, recuerda, como también rememora la canción que uno de los guardias cantaba y que ella interpretaba a modo de amenaza: “Más me quisiera ver muerto que preso toda la vida en el penal del puerto de Santa María”.
Esta experiencia, como el hecho de que algunas de las vecinas le llamasen “demo feo”, fueron las “claves” que la niña supo interpretar como un estigma. El mismo que le obligaba a ir al catecismo para tener su cartilla de racionamiento o del que sacaba fuerzas su madre –Juana Freire García– para vender pescado por las aldeas cedeiresas o ir andando a Ferrol para ofrecer productos del campo o de la huerta.
“De no ser por la muerte de mi padre yo hubiera tenido una carrera, mientras que hoy apenas me defiendo para leer”, asegura Dolores Bouzamayor.
Este destino también la obligó a ponerse a trabajar a la edad de once años en una de las fábricas de salazón y conservas que jalonaban la playa de A Magdalena. “Señoritos” (propiedad de López Torre de la Ballina), “Tripolitánea”, “Margarita” (de José María Lourido), “Faragullo” y la conocida como “la de Manolo Soto”, eran algunos de sus nombres. Y precisamente, la última de las propiedades citadas se convirtió temporalmente en campo de concentración a raíz de la guerra civil. “Todo el mundo en Cedeira sabía de la existencia del campo”, confirma Dolores Bouzamayor que, a renglón seguido, explica que la razón no era otra que la de tener en ese lugar una referencia más para obtener comida. “Yo recuerdo la fila de gente esperando turno y haber ido hasta allí con mi abuela –María Pepa García González– para hacernos con las sobras del rancho que le daban a los presos”, subraya.
También apunta que su madre, como otras mujeres de la villa, tenía gestos de caridad con los presos, a los que lavaba la ropa o atendía en caso de enfermedad.
En esa generosidad es en la que ahora Dolores Bouzamayor Freire también sitúa el compromiso que mantiene con la Asociación Memoria Histórica Democrática de Ferrol para hablar de cuestiones que pasaron hace mucho tiempo pero de las que todavía hay “reparo o vergüenza” para tratarlas en público. “Estoy segura de que habrá gente que por miedo no irá al acto del próximo sábado”, afirma. También dice que “hay personas que están de acuerdo en la celebración del homenaje, pero que no quieren hablar”. Dolores, sin embargo, asegura que “yo estoy aportando el cien por cien de lo que soy”.
Este camino retrospectivo lo inició esta cedeiresa de 77 años en el momento en el que, después del silencio y de “hablar a vueltas”, consiguió una pensión para su madre como viuda de guerra. Los trámites, “a golpe de teléfono”, comenzaron en el año 1979 con la llegada de la democracia, aunque el subsidio se hizo efectivo a partir de 1981.
Pero el último tramo de una escalera con más de 70 peldaños todavía está pendiente. La hija mayor de Andrés Bouzamayor también tiene el propósito de recuperar los restos de su padre que, tal y como consta en el correspondiente parte de la Benemérita, con fecha 13 de agosto de 1936, recibió sepultura en el cementerio de la parroquia de San Román. En esta población, según el citado documento, tuvieron lugar los hechos que acabaron con la vida de un hombre de 40 años, padre de Dolores y Francisco (huérfano con ocho meses) y afiliado de la UGT.
A las 23.00 horas del citado día de agosto, dos agentes y tres “caballeros de las milicias ciudadanas” trataron de impedir con armas de fuego la huída que tres “revolucionarios de la villa”, según la documentación que tiene Dolores, emprenden a través de los montes. Este enfrentamiento se saldó con el fallecimiento de “O Pilaro”, “un individuo de pésimos antecedentes y uno de los principales dirigentes del movimiento revolucionario de la villa, el cual fué (sic) visto en los días de movimiento revolucionario en Cedeira portando el armamento y correage (sic) de uno de los carabineros desarmados en esta localidad, cuyo armamento no puso ser habido (sic) a pesar de la requisa y reconocimientos que se le hicieron”.
El relato de Dolores difiere radicalmente del que en su día fue recogido en los documentos oficiales. La hija del primer “paseado” de Cedeira explica que su padre, a fin de respetar el toque de queda, trataba de pasar la noche en casa de su tío, Manuel Freire García, otro hombre joven que cinco años después también sería pasado por las armas. Esta intención, no obstante, se vio truncada por la batida realizada por la Guardia Civil a fin de localizar a los “revolucionarios”, entre los que se encontraba su padre, de profesión zapatero y “persona leal a la República”, según se apunta desde la Asociación Memoria Histórica Democrática de Ferrol.
Manuel Agustín Fernández Pita, secretario de la entidad, adelantó que los actos previstos para el próximo sábado consistirán en un homenaje público a vecinos como Andrés Bouzamayor y a muchos más, pero también de recuerdo a aquellos combatientes republicanos que recalaron en el campo de concentración de Cedeira y cuyos orígenes, en su mayoría, estaban vinculados al Principado de Asturias. De ahí que esté anunciada la presencia en la cita del presidente de la Comunidad, Vicente Álvarez Areces. A continuación de los protocolarios discursos está prevista la colocación de una placa aproximadamente en el mismo emplazamiento que antes ocupó el campo de concentración. Esta imagen desde hace años no está presente en la vida cotidiana de los cedeireses, que ahora pasean, como Dolores, por un espacio público abierto al mar.

Anuncios
Publicado en Cedeira, Rostros. Etiquetas: . Leave a Comment »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: