A guerra e posguerra civil española en Portugal

Brillante conferencia de Ángel Rodríguez Gallardo, sobre a guerra e a posguerra española en Portugal.
Sacou á luz uns datos polo de agora pouco tratados sobre a submisión do réxime de Salazar cos fascistas españoles.Pese á idea inicial de Franco de invadir terras lusas, idea que tivo que esquecer tras o espaldarazo do mundo ao réxime franquista, e que o exército español quedou minguado tras a contenda armada.
Ángel Rodríguez deíxonos aberta unha porta interesante a un tema nunca antes tratado, pois sabiamos da axuda recibida por parte dos fascistas españois por parte da Alemaña nazi e a Italia fascista,pero non de Portugal.

“Galegos en Portugal durante a guerra civil e a posguerra”
Anuncios

Las pruebas de los crímenes de Franco

Técnicos del Archivo General Militar trabajan para facilitar el acceso a los expedientes militares de miles de víctimas de la dictadura

El Ejército de la democracia está intentando reconstruir la crónica del horror que provocó durante el franquismo. La memoria histórica salpica de lleno a unas Fuerzas Armadas que durante cuarenta años de dictadura promovieron ejecuciones de cientos de miles de españoles que actuaron o se manifestaron en contra del régimen franquista.

Pero los militares de Franco dejaron un exhaustivo legado de pruebas de sus ejecuciones y juicios sumarísimos en las sentencias, resoluciones, actas y testimonios de todos esos procesos judiciales, que se han mantenido almacenados durante años en los archivos históricos militares.

Se abrieron al público hace más de una década, pero víctimas del franquismo e investigadores han denunciado que siguen existiendo dificultades a la hora de acceder a ellos. Unas críticas que no han sentado nada bien a los trabajadores del Archivo General Militar de Madrid. El depósito, que recoge millones de documentos de la dictadura, abrió al público hace algo más de un año.

Las estanterías con millones de documentos dispuestas en línea recta sumarían 25 kilómetros

“Desde entonces, han llegado un millar de investigadores unos seis al día, a quienes se les han facilitado unos 10 o 15 expedientes cada jornada”, destaca orgulloso el director técnico del archivo, Rogelio Pacheco. El 80% de los documentos que les fueron requeridos ” han estado a disposición de los investigadores de forma inmediata”, apunta Agustín Sánchez, responsable de referencias del depósito, en respuesta a las mencionadas críticas.

En un 15% de los casos, los investigadores salen con las manos vacías. Esto se debe a que “no existe un reflejo documental de las personas a las que se refieren los solicitantes”, explica Pacheco. Se refiere a los numerosos crímenes ocultos del régimen de Franco, aquellos que provocaron la muerte a cientos de miles de españoles a los que se dio por desaparecidos, y que fueron tirados a las cunetas o enterrados en fosas comunes. Estas personas siguen sin tener hueco siquiera en los archivos militares de la memoria.
Mal estado de los papeles

Hay un 5% de las solicitudes que son denegadas. Se rechazan las peticiones que incumplen los plazos de la Ley Patrimonio Histórico de 1985, que prohíbe la consulta de los documentos hasta 25 años después de la defunción del represaliado o hasta los 50 del final del procedimiento. Otras muchas se deniegan porque los expedientes se encuentran en mal estado. Y es que la humedad y los hongos han provocado que muchos de los papeles que documentan la contundente represión de la dictadura hayan quedado prácticamente ilegibles.

El objetivo final es la digitalización de los papeles y su inclusión en una base de datos

“El trabajo de los restauradores resulta imprescindible para poder ir actualizando el archivo”, señala Pacheco. “Pero es muy lento, porque hay que ir página por página”, agrega. Respecto a la conservación, existen diferencias dependiendo de las zonas de donde vengan los documentos, según explican los especialistas del depósito. El de Madrid recoge los expedientes de la antigua Primera Región Militar, la que comprendía todas las zonas centrales de España, incluyendo lo que hoy delimitan las comunidades autónomas de Extremadura, Madrid, Comunitat Valenciana, Murcia y parte de las dos Castillas.

“Los valencianos son los que llegaron en peor estado”, reconoce Ana Isabel Cerrado, responsable del área de descripción del depósito. Esos papeles, que fueron trasladados desde la Comunitat Valenciana, sufrieron el efecto de varias riadas en los años cincuenta y, desde entonces, no han sido tratados por los militares de la zona. “El papel tampoco era de los mejores”, destaca, asimismo, la propia Cerrado.

Como ejemplo, la encargada de documentar las distintas referencias militares cita el complejo y grueso cuadernillo que constituye el expediente correspondiente al escritor Miguel Hernández. La del poeta es una compleja recopilación de actas, registros, resoluciones y testimonios impresos o redactados en distintos papeles de diferentes tamaños.

Por todas esas dificultades, los técnicos del archivo más importante de la dictadura por el número de documentos que almacena consideran que “hay mucho por hacer”. Uno de los principales objetivos de sus responsables, a corto plazo, es la consolidación de una base de datos con los nombres de todas las personas cuyos expedientes están archivados en el depósito madrileño. “De momento, hemos conseguido almacenar 250.000”, resalta Rogelio Pacheco. Para localizar el resto de nombres, los técnicos deben realizar una búsqueda manual en los cientos de archivadores que ocupan una de las salas del edificio.

La consulta de los históricos documentos es gratuita

Noticia de: publico.es

El objetivo final es la digitalización de todos y cada uno de los documentos, otra ardua labor teniendo en cuenta que, dada la antigüedad y la calidad de los papeles, los escaneos deben realizarse uno por uno. Los 10.000 expedientes correspondientes a la provincia de Castellón ya han sido incluidos en la base de datos y las 750.000 referencias documentales que los componían también han pasado un proceso de digitalización.

Es un minúsculo paso en el camino hacia la modernización de los archivos militares. La información referida a los represaliados castellonenses que ya ha sido almacenada ocupa sólo una de las frondosas estanterías del archivo madrileño. Pero, según apunta el director técnico del depósito, “hay cientos de estanterías que, puestas unas detrás de otras, sumarían unos 25 kilómetros”. En una de las salas, de unos mil metros cuadrados, tan sólo se recoge el 20% del total de documentos del depósito, tal y como afirmaron los responsables del archivo.

A falta de una orden específica de Defensa, la consulta de los históricos documentos es gratuita. Los datos de Castellón ya pueden reproducirse a través de un ordenador. Y, para hacerse con copias del resto, se permite a los investigadores hacer fotografías o, en los mejores casos, realizar fotocopias. “Todo depende del estado de conservación de los escritos”, insiste Pacheco.

Los técnicos esperan que este año puedan volver a digitalizar otros 10.000 expedientes. Pero son sólo cuatro las personas que almacenan la información, la digitalizan y se encargan de facilitársela a quien la solicite. “Si fuéramos más, todo sería más fácil”, reconocen.

´La causa de la memoria histórica no acabará con Garzón´

Entrevista a Carlos Slepoy
El abogado argentino lleva toda su carrera luchando para que los crímenes contra la humanidad no queden impunes

POR MAGALÍ FERNÁNDEZ

¿Se puede pasar página con desaparecidos?

No creo que se vayan a detener las investigaciones de las víctimas del franquismo, lo que sucede ahora es que se impide la realización de los juicios y se está pretendiendo juzgar al juez que quiso investigar. Esto no va a durar mucho tiempo. Los tribunales españoles están haciendo algo contrario a toda su doctrina y práctica judicial en materia de crímenes lesivos contra la humanidad y al Derecho Internacional. Van a surgir y seguirán desarrollándose presiones de distintos lugares para que se modifique esta situación, se ejercerán acciones desde otros países para investigar los crímenes cometidos por el franquismo del mismo modo que la justicia española desarrolló una actividad judicial para investigar los cometidos en América Latina. Esto va a generar que las personas que no pueden declarar ante un juez español, lo harán en un tribunal extranjero, con todo el bochorno que ello significa para la justicia española.

¿La clase jurídica debe tener un compromiso social más allá del estricto cumplimiento de las leyes?

Hay algunos jueces que han decidido investigar los crímenes, como Garzón, y no olvidemos que tres miembros de la Audiencia Nacional determinaron que tenía competencia para juzgarlos. En cambio, hubo otros que consideraron que no la poseía, quienes actuaron de la peor manera, y le juzgan por ello. Esto se basa en la apreciación de que la Ley de Amnistia española impide este tipo de investigaciones. Sin embargo, la interpretación que realizó Garzón de dicha ley se dictó con el objeto de amnistiar a quienes habían cometido delitos con intencionalidad política y los crímenes contra la humanidad no pueden en ningún caso ser entendidos como tales. Hay jueces que no lo entienden así, algunos porque tienen una identificación con el franquismo, y otros porque son incapaces de pensar en la gravedad de que se dejen impunes este tipo de actuaciones. En este sentido va a cobrar un peso muy importante la presión social que se establezca, siempre que continúe realizando actividades, como lo que se está haciendo en la Puerta del Sol, donde todos los jueves hay una ronda a modo de la que hacían las “Abuelas y Madres de Plaza de Mayo”.

¿Este movimiento social es suficientemente fuerte?¿Por qué en España esta cuestión genera más controversia que consenso?

Se trata de un proceso. ¿Quién podía pensar que se podía hacer una manifestación como la que se produjo en Madrid, con más de 60.000 personas reclamando estos crímenes? Es decir, que ha surgido un movimiento que a mi entender va a ser imparable y que encontrará las vías para hallar la verdad de lo que ha ocurrido. No olvidemos que el movimiento argentino de derechos humanos tiene más de 30 años de existencia y conquistó la posibilidad de que se realizaran los juicios tan sólo hace cinco. Tenemos un trayecto muy importante por delante.

¿Por qué el movimiento para investigar los actos del franquismo surge ahora y no antes?

Es muy difícil determinar por qué ahora y no antes. Muchos de los miembros de las asociaciones históricas españolas estuvieron ligados a los juicios que se realizaban por los crímenes cometidos en Argentina y Chile. Creo que había una gran avidez por parte de esas personas, que eran hijos y nietos de españoles fusilados, para comenzar un camino de búsqueda de sus seres queridos y para saber cómo podían encontrar la justicia. En gran medida, el movimiento surge porque toda una nueva generación quiere que sí se hable de esto, y además hay toda una experiencia internacional desarrollada. Mi pronóstico es que va a seguir creciendo y va a tener logros importantes.

¿Cuál es su opinión sobre el Tribunal Supremo tras la inhabilitación del juez Garzón?

Un juez que se niega investigar crímenes de esta naturaleza es un juez que los encubre y que prevarica. Creo que esto es aplicable a los jueces de la Audiencia Nacional que declararon que no había competencias de la Justicia española para juzgar a los asesinos del franquismo y cuanto más para los del Tribunal Supremo, que decidieron enjuiciar a Garzón. Ellos son los auténticos prevaricadores. Esta situación está siendo repudiada en todo el mundo, es algo totalmente inexplicable, yo diría que es obsceno lo que está sucediendo y espero el día en que Garzón sea rehabilitado y estos jueces sean juzgados.

¿Eso es posible?

Nunca hay que perder la esperanza. Hay un encubrimiento y unas resoluciones que se están dictando de forma injusta a sabiendas. Si ese día llegará o no, no puedo decirlo. Lo que si puedo decir es que en Argentina, cuando algunos planteábamos que había que derogar las Leyes de Punto Final y Obediencia Debida, dictadas por un parlamento democrático, se suponía que era imposible y en poco tiempo llegó a la nulidad. ¿Por qué cosas parecidas no van a suceder en España?
Sin Garzón , ¿las causas de las víctimas del franquismo tienen futuro?
En este momento el Tribunal Supremo tiene varios recursos que responder acerca de la jurisdicción de la justicia española y de quién es competente en cada caso. Estoy convencido de que acá va a haber jueces que van a llevar adelante estos procedimiento. Garzón, como ha ocurrido en otras oportunidades, ha sido el gran detonante de algo que estaba latente en la sociedad española y con seguridad habrá compañeros que tomen el testigo si Garzón no puede hacerlo.

¿Y lo van a permitir esta vez?

Dependerá de la correlación de fuerzas, del clamor y la presión social, de que se imponga el criterio de los jueces que quieren que se airee este tipo de crímenes; nadie lo puede asegurar pero creo que hay condiciones para que efectivamente suceda.

¿Piensa que le quita legitimidad al Tribunal Constitucional que esté funcionando con el mandato expirado de la mayoría de sus miembros?

Tal como está constituido no cuenta con la legitimidad que debería tener un órgano de esta naturaleza, que debería ser ejemplo de claridad, de transparencia, de legalidad, mucho más que cualquier tribunal de otro país. Se le hace un flaco favor a la Justicia española cuando esto ocurre en un tribunal como el Constitucional, con mandatos prorrogados de esta manera, o que haya una sentencia que lleve casi cuatro años sin ser dictada.

¿Las actuaciones contra Garzón se produjeron para apartarlo del caso Gürtel?

Evidentemente hay una vocación de sacarlo a Garzón de la carrera judicial desde varios sectores. Su trayectoria le ha granjeado muchísimos enemigos en ámbitos poderosos. El Partido Popular está afectado por esta historia y es inocultable su deseo de que Garzón sea definitivamente eliminado de la carrera judicial. De cualquier manera, el procedimiento de los crímenes del franquismo se inicia con anterioridad y creo que es el que reviste mayor perspectiva histórica porque revela que Garzón ha tocado algo muy profundo, es como si hubiera algo más, porque esta reacción visceral iracunda que se ha tomado contra Garzón demuestra que ha levantado una alfombra que tiene mucha suciedad debajo y que no se consiente de ninguna manera que sea levantada.

Un político imputado en un caso de corrupción, ¿debe dimitir o esperar a que haya una sentencia firme?

Esta es una cuestión en cada país se trata de un modo diferente. Una vez que una persona esta imputada por lo menos debería suspender su actividad hasta tanto no se resuelva, aunque en ello influye la entidad que tenga el delito y de qué se lo acuse.

¿Qué piensa del delito de cohecho impropio del que está imputado Camps?

El Tribunal Supremo ya lo ha dicho, con sólo el hecho de haber recibido esos trajes hay una forma de cohecho impropio. Nadie se puede chupar el dedo en esta cuestión, aquí no se trata sólamente de unos trajes, obviamente esto es una especie de postre de algo mucho más profundo que las investigaciones judiciales tendrán que determinar. Parecer ser que aquí huele muy a podrido. En todo caso, todas las personas relacionadas con esta trama increíble de corrupción política que estén imputadas deberían cesar en sus funciones.

¿Qué diferencias ve entre la corrupción en España y en Argentina?

En Argentina lo que ocurre es que la corrupción está a nivel estructural. El fenómeno de la corrupción o del “ventajismo” se instaló en la sociedad argentina. En cambio, en España esto no se encuentra a nivel social. Es casi imposible que en España un policía lo detenga a uno y le diga que le dé dinero para no ponerle una multa cuando en Argentina esto es muy común. Si hay cuestiones estructurales que existen a nivel social, ¿cómo no van a existir en los niveles políticos? Por el contrario, en España el fenómeno de la corrupción se ha centrado en la clase política. En la medida que la justicia actúe y se dicten sentencias contundentes seguramente va a ver menos posibilidades de que siga proliferando.

¿Tiene futuro la querella que usted ha presentado por los crímenes del franquismo tras la resolución del Supremo contra Garzón?

Inicialmente ha sido rechazada. En primer lugar hubo un informe del fiscal que opinó que efectivamente en España se habían cometido crímenes lesivos contra la humanidad, que era imprescriptibles, y que Argentina debía ejercer la jurisdicción universal. Sin embargo, finalmente entendió que la jurisdicción universal era subsidiaria de otra jurisdicción privilegiada que sería la del territorio donde se cometieron los crímenes y que entendía que estos ya se estaban investigando. Pero además nosotros afirmamos que la jurisdicción universal no excluye ninguna otra, y por tanto no es incompatible la eventual apertura de un procedimiento en España con otro en otro país. Lo cierto es que el fiscal no entendió esto y la juez procedió al archivo por estimar que si él no impulsaba la acción penal no podía ella hacerlo por si misma. Esto fue recurrido ante la Cámara Federal Argentina, el Tribunal Superior de allí. Hay quienes pueden llevar la acción adelante por sentirse y ser agraviados por los delitos y por ello creo que el recurso va a ser estimado y que se van abrir las investigaciones en Argentina.

¿Cree que el Gobierno argentino utiliza la memoria histórica como arma electoral?

En ese sentido hay distintas apreciaciones, es decir, si el gobierno ha utilizado esto para prestigiarse o fue si fue sensible a un reclamo social. La importancia que esto tiene en la medida que es opinable es relativo, lo importante son los avances que se están haciendo en Argentina, aunque no existe una verdadera política de Estado en esta materia. Creo que el gobierno ha dado pasos muy importantes, y hay que reconocerlo.

¿Se tendrían que endurecer las penas para los corruptos en el Código Penal?

No se trata tanto de endurecer las penas, sin perjuicio de que se pudiera hacer en un caso puntual, se trata de aplicarlas. En muchos de estos casos lo que ocurre es que son algunos los condenados pero muchos los que logran escapar de la Justicia. Todos conocemos los porcentajes que se pagan cuando se concierta una obra pública, cuando se otorga una concesión y ello está bastante generalizado. En mi opinión, no se llega muy al fondo de la cuestión y sólo se actúa cuando por algún motivo salta a la prensa.

En un artículo usted reclamaba a España el cumplimiento de los tratados comunes de inmigración ¿Cuál es su opinión sobre el trato que reciben los inmigrantes argentinos en España?

Desde luego los inmigrantes argentinos no son los peores tratados. Sin embargo, padecen muchas circunstancias que sufren el resto de inmigrantes: pueden ser detenidos, llevados a un centro de internamiento, expulsados o devueltos a Argentina porque así se le ocurra al policía de turno. En este sentido, planteo que existen entre Argentina y España diversos tratados en materia de inmigración aún vigentes. En cumplimiento de ellos, ningún español es retenido en los aeropuertos argentinos, ni devuelto a España, todos pueden circular libremente, conseguir la residencia, y, aún sin tenerla trabajar en el país, y esto no ocurre con los argentinos. Entonces reclamaba que hubiera una igualdad de trato pero no sólo por razones históricas o de justicia sino por las normas que existen entre ambos países. Sería importante que hubiera un pronunciamiento común entre los países de América Latina exigiendo que España trate a sus inmigrantes como han sido y son tratados los inmigrantes españoles en nuestros países.
¿La situación actual en Europa y en España le recuerda en algo a lo que se vivió Argentina en los momentos previos al corralito?
Hay similitudes con lo que ocurrió en aquel momento. Existe una zozobra generalizada y una inseguridad muy grande. En Europa y EE UU en general hay bancos que quiebran, hay deducción de derechos sociales, en España, el problema de las cajas de ahorros y la gran concentración de capitales. Sin embargo, el fenómeno del corralito como tal es muy difícil que se produzca aquí, pero que la gran pendiente hacia una situación de inestabilidad social y económica ya se está percibiendo en España. Tiene puntos de contacto pero es muy difícil mimetizar una situación a otra.

Noticia publicada en diarioinformacion.com

Publicado en Artigo. Etiquetas: , . Leave a Comment »

Ruta polo exterminio en Aranga

A Comisión da Memoria coruñesa visitou a maior fosa do franquismo de Galicia
A Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica da Coruña (CRMH) realizou onte unha ruta pola maior fosa común de Galicia, situada no municipio coruñés de Aranga. O lugar, limítrofe coa provincia de Lugo, foi elixido polos franquistas para cometer asasinatos polo seu carácter fronteirizo, para imposibilitar a identificación dos represaliados. Moitos historiadores calculan que, dispersos pola zona, poden atoparse os cadáveres de máis de 80 persoas. “Poden ser máis, porque moitos foron asasinados dun tiro na cabeza e tirados desde a ponte da Castellana”, explica Rubén Afonso Lobato, membro da entidade, que onte participou na expedición que percorreu os lugares máis simbólicos deste enclave de silencio, esquecemento e morte.

Ademais da ponte da Castellana, desde onde foi arroxado o corpo sen vida de Mercedes Romero Abella, coñecida como a mestra de Monelos –viúva do sindicalista da UXT Francisco Mazariegos– os membros da excursión percorreron outros puntos clave da represión franquista como os cemiterios de Vilarraso, Aranga e Santa Mariña, este último en Guitiriz. “Os paisanos da zona encargábanse de enterrar os mortos fóra dos cemiterios das igrexas, porque non lles deixaban facelo dentro ao tratarse de roxos”, explica Rubén. Baseándose en documentos da policía franquista e en testemuños orais, a entidade coruñesa leva máis de ano e medio investigando o ocorrido na zona, para tentar identificar as vítimas sen nome dunha traxedia da que moitos veciños non queren nin oír falar. E é que, como recoñece o investigador local Santiago Fernández, “aínda hai moito medo a falar, un medo que as xeracións actuais non podemos comprender, e por iso segue o silencio”.

Por iso a CRMH pretende concienciar a poboación da necesidade de abrir estas fosas e arroxar luz sobre o acontecido. O problema é que, aínda contando con datos que proban a presenza de determinadas persoas no xigantesco cemiterio anónimo, moitas veces os seus propios familiares rexeitan calquera movemento encamiñado a recuperar os seus restos das cunetas. O último fusilado identificado é o republicano coruñés José Luis González Ledo, desaparecido en 1936.

No cemiterio de Vilarraso, a CRMH corroborou a presenza de 29 corpos dos paseados, dos que só foi verificada a identidade de nove. Entre eles atópase Cesáreo Méndez, sindicalista da CNT. A comisión contou co asesoramento dos historiadores Emilio Grandío e Eliseo Fernández, entre outros.
Tirado de: xornal.com

Publicado en Fosa común. Etiquetas: , . Leave a Comment »

Conferencia: “Galegos en Portugal durante a guerra civil e a posguerra”

O vindeiro venres 18 de xuño, ás 19.30 horas na galería Sargadelos de Ferrol

Ángel Rodríguez Gallardo é Doutor en Filologia Hispánica pola Universidade de Santiago de Compostela. Foi Profesor Convidado na Faculdade de Humanidades da Universidade Nacional da Patagonia (Argentina) e Investigador Post-doutoral no Centro de Estudos de Etnologia Portuguesa da Faculdade de Ciências Sociais da Universidade Nova de Lisboa e no Centro de Linguística da Universidade de Lisboa. É profesor contratado Doutor na Universidade de Vigo e investigador do Centro de Estudos Interdisciplinares Século XX da Universidade de Coimbra. As suas investigacións céntranse en historia social do franquismo, movimentos migratorios, historia oral, memoria histórica, escritura epistolar e análise do discurso. Ten publicado Letras armadas (2005), O ruído da morte. A represión franquista en Ponteareas (2006), Memoria e Silencio na Galiza contemporânea (2008) e La escritura femenina en reclusión (2009).

Suspendida a conferencia de Fernando Rosas

Por motivos persoais de Fernando Rosas, dos que a Asociación Memoria Histórica Democrática é totalmente allea, sentimos suspender a conferencia co titulo «Salazarismo e Franquismo: da época dos fascismos à crise final. Uma leitura comparada»,que tiñamos pensado facer o próximo día 5.

Na maior brevidade posible trataremos de telo en Ferrol para a anunciada conferencia.

Sen máis, pedimos desculpas polas molestias que pudemos ter ocasionado.